Artículos de Opinión

Nervioso, impaciente, Juan se paseaba con el sombrero puesto dentro de la casa. En el “Teutonia” Bar, de la calle Bandera, lo esperaban Aliro Oyarzún, Segura Castro, Fernando Meza y Ezequiel Plaza.

Sin atreverse a manifestar su deseo, miraba con molestia un antiguo reloj cucú que cantaba las horas. Juan estaba recién casado y no quería disgustar a su mujer con la inocente cita; tomar un “botellón” con sus amigos.

Ya perdidas las esperanzas, se dirigía a su alcoba, cuando un fuerte temblor sacudió la casa. Todos arrancamos, unos al jardín, otros a la calle; entre éstos últimos estaba Juan, que no apareció hasta el día siguiente.

Sin explicaciones, como si acabara de suceder, dijo al encontrarnos: ¡Puchas el tremendo remezón!

 

Déjanos tu opinión para este artículo:

Este contenido es parte de los manuscritos del libro Puelche, que María Lefebre preparaba antes de su partida.

Para saber más, pincha aquí.

ADQUIRIR LIBRO PUELCHE

 

 

Secciones

Vida y Obra

Explorar

Puelche

Explorar

Sobre María

Explorar

Tarot Lefebre

Explorar